lunes, 4 de septiembre de 2017

Los Mapuches son terroristas

Hace ya un par de días que vengo siguiendo las noticias de Santiago Maldonado, pero hace ya un par de años que me interesa la cuestión de los reclamos sobre las tierras de los pueblos nativos en la Argentina. Todo esto me recuerda a esas películas de Hollywood que me encantaban de pendejo. Las de cowboys donde los buenos pistoleros se protegían de los malos indios piel roja. O donde ciertos hombres valientes luchaban en contra de planes maquiavélicos organizados por tipos de algún país semi-olvidado de la URRS. O la de los comandos que viajan a la selva latinoaméricana para luchar en contra de un grupo insurgente que tenía plantaciones de coca, o de los malvados vietnamitas, o de los sucios chinos, o de los primitivos negros africanos que querían derrocar al buen patrón que explota minas de oro o diamantes.

Cornelio Saavedra Rodríguez negociando con loncos mapuches en 1869, durante las primeras fases de la Ocupación Araucanía. Imagen extraída de wikipedia

Con esto de los mapuches me parece que se está haciendo lo mismo. Anticipadamente pido perdón a todo aquel que se sienta ofendido por escribir este artículo desde el veraniego sol en una finca de Holanda sin haber pisado suelo argentino los dos últimos años. Esta opinión vino a ser formada únicamente desde lo que he leído en los medios de comunicación argentinos, particularmente el diario Clarín, La Nación, el Página12, La gaceta (de Tucumán) y de esos fragmentos aislados que se encuentran cuando googleas una noticia. 

Lo que me llamó la atención es la crudez con la que se está tratando la lucha del Pueblo Mapuche, y no puedo dejar de pensar en cuanto se parece esta postura a la crudeza con la que tratan los medios de comunicación europeos a la lucha de ciertas minorías, llámense latinas, turcas, musulmanas, moros o gitanas. Y al mismo tiempo se parece a las películas norteamericanas que mencionaba anteriormente. 

El diario Clarín publicó, en una semana, cinco artículos bajando línea en primera plana. Clarín es el diario de mayor tirada en Argentina, y uno de los más importantes en el mundo hispano, además de que su página de Internet es una de las tres más visitadas del país, descontando a los grandes como google y YouTube: son formadores de opinión, o de posverdad, como se le dice ahora. No hace falta explicar mucho lo que dicen, simplemente transcribo los títulos: "Se produjo otro ataque extremista mapuche: ahora fue en la ciudad de Neuquen". "Extremistas modelo ISIS o estilo Mapuche" "La justicia ya registró mas de 70 actos de violencia de la Resistencia Ancestral Mapuche" "Conflicto Mapuche: incendias 19 camiones en un atentado en el sur de chile", además de la noticia de principios de agosto donde la ministra de seguridad argentina (Patricia Bullrich) dice que "La Resistencia Ancestral Mapuche está financiada por una organización Inglesa". 

La respuesta a esta problemática es simple: esta gente (iba a escribir este "nuevo gobierno" pero este grupo de personas además del gobierno, también incluye grandes corporaciones de comunicación y de empresas) nos quiere hacer desprender de todo lo que alguna vez fue una conexión con un tipo de vida diferente al estilo de vida occidental que nos está proponiendo la nueva ideología que porta el partido gobernante en la República Argentina. Y en Brasi, y Chile, y Perú y Colombia. Y no sigo porque no tengo idea lo que está sucediendo en centroamerica ni en esos países que tienen nombres holandeses (o ingleses o franceses) entre Venezuela y Brasil. Esta ideología nos quiere meter en la cabeza que todo lo que podemos hacer en la vida es trabajar. Que tenemos que agradecer al patrón que nos da la oportunidad de desarrollarnos mientras que su riqueza aumenta en niveles nunca antes vistos en la historia de la humanidad. Esta gente nos quiere hacer creer que la vida se disfruta en la medida en que te desconectes de todo tipo de reflexión sentimental, y además de todo eso, te quiere hacer creer que los mapuches son terroristas. No lo son. Los mapuches son un grupo de personas que se la vienen aguantando hace más de trescientos años, invasión tras invasión, ataque tras ataque. Ahora estos cráneos se dieron cuenta de que los mapuches también son personas y ya no está tan bien visto que se los maten a sangre fría, por lo que que los atacan ideológicamente. 

¿Será casualidad que Argentina hace una par de meses firmó una intención de compra de armas de guerra por más de dos mil millones de dólares a Estados Unidos? Argentina no tiene hipótesis de conflicto de guerra, pero empezó lo que parece que será una extensa carrera de armar sus fuerzas militares y policiales. Todo lo que necesita ahora es un enemigo, y sin duda con los mapuches se lo está fabricando. 

Sí, Santiago Maldonado era un hippie artesano que luchaba por los derechos del Pueblo Mapuche, ¿Y qué? Sí, los Mapuches son un grupo de gente que lucha por sus derechos ancestrales, que fueron quitados cuando Chile y Argentina aparecieron como naciones, ¿Y qué?. 

El Página12 en su artículo "Ahora si hay incendio son los Mapuches" desmienten una de las notas de Clarín que mencioné anteriormente, pero ¿a quien le importa?. El daño ya está hecho, la gente cree que los Mapuches con terroristas extremistas y el gobierno no tiene otra opción que luchar contra ellas. Todo esto me recuerda al asunto de la invasión de Afganistán por parte de los Estados Unidos, donde, si bien había algunos grupos de ideología violenta, la invasión a gran escala nunca fue debidamente justificada, de tal forma que los soldados americanos terminaron peleando (terminaron es una forma de decir pues Trump acaba de decier que duplicará la cantidad de soldados en suelo afgano) contra insurgentes, un grupo de personas que simplemente se oponía a la ocupación americana sin ningún tipo de conección con los grupos vioelntos que acabo de mencionar. 

Simplemente espero que, como dijo Dolina en su programa de radio, no terminemos siendo un estado donde la convivencia sea inviable, pues la gente se cree todo lo que recibe de los medios de comunicación, donde la grieta entre lo que somos y lo que no somos nos convierta en una Afganistán Sudamericana. 

3 comentarios:

  1. Quiero expresar mi opinión sobre lo que escribiste, porque me parece que invita a la reflexión y al diálogo.
    Primero necesito decir, que como persona formada en el mundo de las comunicaciones, nada más vendido a favor del poder (digase los que cortan la torta), totalmente tendenciosos...y grupo Clarín, que tiene un claro lineamiento ideológico a favor de su propio bolsillo, es también el que maneja las comunicaciones aquí en España, que vale aclarar, también tiene problemas de minorías "indígenas", tema que dejaré para otra ocación.
    Segundo...coincido en que se busca un enemigo, pienso que para justificar todas las barbaridades que se vienen haciendo anivel de vejamientode derechos civiles y humanos.
    No Pablo, coincido con vos en que los Mapuches NO SON TERRORISTAS. Lo que se arma, como siempre es una historia de terror, porque para amar se necesita coraje y creo que, al menos los que stán detrás de este tiempo de acusaciones y persecuciones, son unos cobardes.
    Un abrazo grande y gracias por escribir ta bonito.

    ResponderEliminar